Las perspectivas del precio del oro dictadas por las encuestas presidenciales y las esperanzas de ayuda fiscal

Las perspectivas del precio del oro dictadas por las encuestas presidenciales, las esperanzas de ayuda fiscal y otras variables económicas no son diferentes a las del mercado de valores. Todos estos factores tendrán un impacto en las perspectivas del precio del oro, pero ninguno más que la influencia política. ¿Qué factor político es más probable que afecte el precio del oro?

Desde la crisis financiera mundial de 2020, el oro ha sido una de las únicas inversiones de refugio seguro que ha aumentado de valor. Los inversores han acudido en masa para comprar oro como refugio seguro y como medio para protegerse contra la inflación. Debido a que existe una gran demanda de oro, la oferta está limitada por la cantidad de minas de oro que se están produciendo actualmente. En este caso, las encuestas políticas pueden jugar un papel en las perspectivas del precio del oro, porque el clima político actual en los Estados Unidos es un factor importante para determinar el nivel de demanda de oro.

La razón por la que las elecciones estadounidenses son un factor es que los candidatos que se postulan para un cargo han estado compitiendo por los votos de los inversores. A algunos inversores les preocupa que el presidente Obama no apoye tanto el estímulo fiscal en forma de exenciones fiscales y otros programas de ayuda económica como han argumentado algunos de sus críticos anteriores. Por lo tanto, si recibe la mayoría de los votos en las elecciones de noviembre, los inversores podrían sentirse menos amenazados por los futuros paquetes de estímulo económico.

Esto significa que si la elección no va a favor del presidente Obama, existe una gran posibilidad de que la campaña política provoque una recesión económica en el futuro que afecte los precios del oro y las perspectivas del precio del oro dictadas por las encuestas presidenciales. Si hay una recesión o, peor aún, un colapso financiero, es posible que los inversores tengan que soportar algunas dificultades económicas para evitar caer en problemas económicos más profundos.

Las encuestas presidenciales también pueden tener un impacto significativo en las perspectivas del precio del oro dictadas por las encuestas presidenciales. Las elecciones presidenciales son un factor importante para determinar qué candidato podrá obtener el número de votos necesarios para ganar las elecciones. Las campañas políticas que cuentan con el apoyo de la mayor cantidad de votantes suelen ganar las elecciones. Aunque esto puede no significar necesariamente que vayan a ganar la mayor cantidad de votos, este sigue siendo uno de los principales factores que influye en cómo se comportará el precio del oro durante la temporada electoral.

Las encuestas presidenciales también se utilizan para determinar el ganador de muchas elecciones estatales. Los ganadores de los estados suelen determinar quién será el gobernador, los miembros de la Cámara de Representantes y otros cargos gubernamentales. Aunque el gobernador probablemente no sea un puesto de alto perfil, puede tener un impacto directo en las perspectivas del precio del oro dictadas por las encuestas presidenciales, ya que la persona que es elegida como nuevo gobernador del estado puede aumentar o disminuir la cantidad de apoyo. para los programas de estímulo fiscal.

Algunas personas creen que los precios del oro se han visto afectados por las encuestas presidenciales porque el precio del oro tiende a aumentar durante la temporada de campaña. Sin embargo, esto simplemente no es cierto. De hecho, el precio del oro suele estar directamente relacionado con la oferta y la demanda del metal. Siempre hay un excedente de oro en el mercado, lo que significa que a medida que aumenta la oferta, también lo hace el precio del metal y viceversa.

Si el precio del oro se ve afectado por la campaña política, existe una gran probabilidad de que el precio del oro aumente durante la duración de la campaña presidencial. Esto significa que si hay una pérdida de apoyo para el presidente Obama o una pérdida de apoyo para el presidente McCain, los inversores sufrirán una gran caída en su cartera de inversiones, lo que posiblemente lleve a una recesión en el futuro.